Contenido principal

Twitter icon
Facebook icon

Historia

Fundación de la Colonia San Carlos:

  • El 13 de junio de 1858, la Sociedad Beck, Herzog y CIA., se reunió en asamblea y quedó resuelto que la Colonia a fundarse en los terrenos cedidos por la Provincia de Santa Fe, se le pondría el nombre de NUEVA BASILEA, por el lugar de nacimiento de su fundador, Carlos Beck Bernard, oriundo de Basilea, Suiza. En Noviembre del mismo año se reunieron los Señores Beck Bernard y Vollenweider (Administrador de la Colonia) y comunican que el proyectado nombre lo habían cambiado: La nueva Colonia se llamaría “San Carlos”. Estos señores explican en su carta las causas y fundamentos que han obligado el mencionado cambio, pero este documento no se encuentra ni en los archivos del Museo Histórico de la Colonia San Carlos, ni en los archivos de la Compañía Suiza. Lo mismo ocurre con la fecha fundacional de la Colonia, según algunos documentos podría haber sido en el mes de Noviembre o el 23 de Septiembre de 1858. También se desconoce con qué fundamento, la Comisión designada para conmemorar el 50° Aniversario de la Colonia, en 1908, tomó como fecha de fundación el 27 de Septiembre de 1858.
  • La Sociedad Colonizadora de los Sres. Beck, Herzog y Cía., fue la encargada de suministrar colonos para habitar estas tierras. Su Director Principal, Don Carlos Beck Bernard, fue quien fundó la Colonia San Carlos, el 27 de Septiembre de 1858. Se instaló un solo núcleo urbano, donde tenían su asentamiento la administración y las autoridades. Era lo que hoy constituye el pueblo de San Carlos Sud.
  • Cuando los colonos llegaron a las tierras de la Colonia San Carlos una de las falencias que se notó de inmediato fue la escasez de árboles para afectar a las construcciones, ocasionándole pérdidas económicas que dificultaban a los colonos el pago acordado a la empresa colonizadora. El tercio demandado por la empresa se hacía muy costoso cuando perdían días de trabajo buscando madera para la construcción de sus casas.  Otra dificultad fue el desarraigo de los colonos, levantando desde cero una población en tierras lejanas y extrañas, desconociendo los esquemas políticos y costumbres de la zona.
  •  El antecedente principal que se relaciona con la formación de lo que hoy se denomina San Carlos Centro, lo encontramos en una serie de diferencias de carácter religioso entre los pobladores.
  • Estas diferencias quedan manifestadas en cartas que envía el Sr. Juez de Paz Conde Tessieres de Boisbertrand, a autoridades provinciales. Hace comentarios sobre agravios de los protestantes contra la religión católica, acerca de dificultades para instalar la escuela, por razones religiosas. Las creencias de los colonos chocaban con brusquedad e intolerancia, hasta que se produjo la crisis que originó la primera división de San Carlos, en 1860.
  • Fue así como los católicos decidieron instalar la Sede para realizar sus cultos, en un sitio más aislado y lejano de los cultos protestantes.
  • Con ese fin, la Administración de la Colonia les construyó en 1861, una capilla más al Norte, en tierras que eran propiedad de Beck, Herzog y Cía. El 13 de Mayo de 1862 se inaugura la capilla que estaba situada en la manzana en que hoy está el edificio de la Comisaria II dependiente de Unidad Regional XI.  La intención no fue la de fundar otro pueblo; pero al poco tiempo surgió la idea de poblar alrededor de la capilla. La comunidad de la Iglesia Católica adquiere la concesión donde estaba instalada la Capilla, la lotea y así da origen a la Plaza Centro.
  • En cuanto a San Carlos Norte, en 1859, los Señores Robatel y Cía. compraron tierras a los empresarios de la Colonia San Carlos a 5 km., en esta zona y la poblaron bajo el nombre de “Unión Agrícola”, pero al no dar cumplimiento a lo acordado, la empresa Beck, Herzog y Cía., en el año 1864 recuperaron esos campos y los anexaron otra vez a la Colonia San Carlos.
  • Hasta 1860 entraron al país unos veinte mil inmigrantes, de los cuales la mitad eran agricultores.
  • En el año 1862 los colonos comenzaron a estudiar los primeros intentos para desprenderse de la tutela jurídico-comercial de la Sociedad Colonizadora que dominaba sus vidas. Ya se estaban por cumplir los años estipulados en el contrato de las partes. Los colonos elaboraron un manifiesto en el que enumeraban los reclamos, quejas e intereses desatendidos por la Administración de Enrique Vollenweider. Algunos de los reclamos de importancia eran: talado de árboles, desinteligencias religiosas, costosas entregas de productos de una tierra trabajada por ellos mismos al Señor Carlos Beck Bernard. Los colonos comenzaban a considerar que debían gobernarse ellos mismos y reglamentaron su propio municipio. Votaron por simple mayoría y eligieron su primer Concejo Municipal.
  • La solicitud al Gobierno Provincial de dar curso a esta iniciativa llegó junto con el reclamo legal de la empresa colonizadora.  La presencia del Administrador de la Colonia Enrique Vollenweider y el Juez de Paz Goetschy y sus argumentos legales intentaron disuadir a los colonos de sus planes.  
  • En el año 1868, Don Tomás Lubary pide al gobierno de la provincia mediante una carta, que, se produce la primera división oficial de la Colonia San Carlos en dos secciones ya que la extensión de la Colonia habría crecido y se consideraba que era un inconveniente para prestar un buen servicio. En la carta proponía el nombre de cada sección: Norte y Sud. Ese mismo año el Gobierno de la Provincia accede al pedido mediante un decreto firmado ya que estaban dadas las características urbanas de la colonia.
  • En 1871, Don Fermín Laprade, de regreso de un viaje a Europa, se traslada a San Carlos donde poseía algunas tierras y enseguida da comienzo a la construcción de un molino harinero y un taller de carpintería y herrería establecimiento conocido como “La Carlota”, nombre que en un principio se le da también a esta población y era el nombre de una hija de Don Fermín Laprade.
  • El 14 de Mayo de 1875, en el Boletín Oficial de Santa Fe se transcribe una nota que enviaron los vecinos de San Carlos Sud y Centro, la cual era dirigida al Gobierno de la Provincia en la que los vecinos aplauden la división de la Colonia y agradecen el decreto dictado al respecto, por el Sr. Gobernador Don Servando Bayo, quien había reconocido que la gran extensión no permitía realizar una buena labor administrativa municipal.
  • En 1885, durante el Gobierno del Dr. Zavalla, una Ley autorizó al Poder Ejecutivo a nombrar Comisiones de Fomento, donde no existieran municipalidades, compuestas por tres vecinos.
  • En 1894, el Gobernador Don Luciano Leiva, dividió la Colonia en tres fracciones: San Carlos Sud, San Carlos Centro y San Carlos Norte. La Comuna estaba integrada por un representante de cada fracción. Tres años después, San Carlos Sud consigue independizarse luego de la firma de su propia Comisión de Fomento.

La Educación:

  • En la historia de la Colonia San Carlos, se destacó siempre la inquieta preocupación que dominaba a muchos de sus pobladores por el fomento de las instituciones de cultura.
  • En lo que refiere a la educación de los niños, el Contrato de Colonización imponía a la Sociedad Beck, Herzog y Cía., dotar a la Colonia de una Escuela. El reglamento determinaba como deber de los padres o quienes representaran funciones como tales, el enviar a la escuela a sus niños desde los 6 a los 12 años bajo pena de multa de no hacerlo así.
  • Una Comisión denominada Consejo de Iglesia o Comisión de Cultos, tenía además funciones de carácter religioso, el control en todo lo relacionado con la escuela.
  • El 14 de Junio de 1873, fueron aprobados por el Poder Ejecutivo Nacional los planos y presupuestos para el edificio de la Escuela Rural de la Colonia San Carlos, es decir, la escuela que se denominó más adelante “Sarmiento”, notificándose al Presidente de la Comuna de San Carlos Centro, Don Tomás Lubary. Ese mismo año, la Comuna dona una manzana de terreno a las autoridades de la Colonia, con la condición de que la misma debería destinarse siempre a escuela.
  • Posteriormente, la Comuna y los Sres. Antonio Fontana y Félix Francia firman un convenio por el cual estos últimos se comprometían a realizar la mano de obra de albañilería en la escuela rural. La obra comienza el 14 de Septiembre de 1873 debiéndose terminar en Febrero de 1874. En Junio del mismo año, Don Tomas Lubary envía nota al Poder Provincial haciéndole saber que la construcción de la escuela rural llegaba a su término.  

Hermanamientos:

  • El pueblo de San Carlos abrió sus puertas y sus corazones para recibir a los hermanos de otros países. En esta localidad hay hijos de otras tierras, hay hombres y mujeres que hace años llegaron y depositaron, en esta tierra de San Carlos, toda su fortaleza, espíritu de sacrificio y lucha y colaboración y crecimiento de su campo, su industria, su comercio. Y le brindaron lo más importante; su familia. Todos abocados al mismo fin; el crecimiento.
  • El encuentro con los distintos representantes internacionales, se valora como muy positivo y se abre nuevas alternativas de intercambio de distintas áreas en beneficio de la comunidad.

ITALIA

  • Altare, Provincia de Savona, Región de Liguria.

Se realizó en el año 1987 en pos de consolidar los vínculos que nos unieron aquel entonces. El hermanamiento con esta ciudad implica también la participación pedagógica de ambas localidades.

  • San Carlo Canavese, Provincia de Torino, Región de Piamonte.

Siempre se habla de la importancia de las raíces, del origen, de aquello que nos ha determinado.

  • El 04 de noviembre de 1997 se concretó el Hermanamiento y surgió como una necesidad de estrechar lazos, de unir los pueblos identificados y permitir un crecimiento junto, hermanado, en todos los órdenes posibles; cultural, económico, social.
  • San Carlos Centro, con una importante población de origen Italiano, fundamentalmente Piamontesa, ha concretado un verdadero “puente cultural” con intercambios educativos a través de las escuelas, otorgándose becas a alumnos que tuvieron la oportunidad de visitar Italia y apoyo económico a emprendimientos locales.
  • San Carlo Canavese representa una gran comunidad de piamonteses que se han impuesto el objetivo de encontrarse, en cualquier lugar del mundo que se hallen y así recorrer kilómetros estrechados de las manos.
  • Este Hermanamiento se expresó con alegría dejando inaugurada la “Plazoleta de la Hermandad” que hoy es disfrutada por toda la comunidad.

ESPAÑA

  • Encinas Reales, Provincia de Córdoba, Comunidad de Andalucía.
  • El 14 de Octubre de 2006, San Carlos Centro, suscribió formalmente otro Hermanamiento con la ciudad de Encinas Reales.
  • El acto central contó con la presencia del representante del Ayuntamiento de Encinas Reales, Don José Luis Entrala Fernández, acompañado de una numerosa comitiva. Para tal ocasión se eligió nuevamente la Plazoleta de la Hermandad, para que allí queden plasmados todos los vínculos que se establezcan con los distintos países que legaron sus hijos a esta tierra en la época de la colonización.
  • José Luis Entrala Fernández, es él nieto del hermano de Antonio Fernández Osuna (sobrino nieto de éste), y es el principal promotor de que la nueva reunión familiar se realice en Santa Fe y en San Carlos Centro.
  • El antecedente español se revela en esta ciudad, data del año 1889 cuando por nombramiento del Gobierno Provincial, llegan a esta tierra cientos de docentes de nacionalidad española, recibiendo San Carlos Centro al maestro Antonio Fernández Osuna, quien se hace cargo de la Escuela Graduada Superior de Varones y Niñas (hoy Escuela N° 365), que funcionaba en el edificio donde se emplaza actualmente el Museo Histórico de la Colonia San Carlos. El maestro Fernández Osuna desarrolló en este lugar su vida, su familia y eso ha destacado que llegara a nuestra ciudad una delegación española de 60 miembros descendientes de la familia, a la que se unieron más de 100 argentinos provenientes de la misma rama.
  • En el Jardín del Museo Histórico de la Colonia San Carlos, el Intendente Sancarlino Ing. Jorge A. Placenzotti y el Representante del Ayuntamiento de Encinas Reales plantaron un ejemplar de Roble Europeo, perteneciente a la familia de la Encina.